El mercado francés

Un país clave en sus estrategias de exportación.

Francia es la segunda economía europea :

  • 66 millones de consumidores
  • 1ª potencia europea para la producción aeronáutica
  • 4º exportador mundial de productos agro-alimentarios
  • 2ª potencia europea en el sector químico
  • 2 de los principales grupos automovilísticos mundiales
  • 1er destino turístico mundial…

La industria francesa destaca por ser muy diversificada y bastante repartida en el territorio con un eje fuerte Lille-Paris-Lyon-Marsella y una posición al alza de las metropolis del Oeste (Tolosa, Burdeos, Nantes, Rennes).

Es de destacar la apuesta francesa para las nuevas tecnologías con Hubs tecnológicos de nivel mundial, especialmente en París, que cuenta con empresas punteras y con recorridos espectaculares en las tecnologías de la información.

Unas particularides que condicionan las estrategias de exportación e implantación local.

El mercado francés presenta particularidades importantes y sobretodo :

  • una reglamentación bastante estricta y específica para muchos sectores,
  • un mercado muy sensible al servicio,
  • unas relaciones comerciales un tanto más formales que en España.

Se trata sin embargo de un marcado bastante abierto a las empresas que ofrecen un producto innovador o que tengan un posicionamiento competitivo.  

Las relaciones de negocio son algo formales y se aprecia cierto rigor en las presentaciones escritas. La implicación personal y el servicio local son a menudo clave en el éxito, lo cual incita a considerar bien cual es el mejor enfoque para atacar el mercado.